Ciclonudista 2014


Tiempo después viene la valoración, sacar el juguillo a la movida, ver los logros, los déficits, en fin, lo que se viene en llamar análisis crítico, y eso, sinceramente, no es fácil. Hemos logrado un núcleo de desnudo integral, que es lo propio, hemos logrado perder los nervios lógicos del evento público al mostrar nuestras “vergüenzas”, pero aún nos queda un mundo a recorrer ante los que nos tachan de locos (gestualmente); ante los que piden de forma altruista, y puede que gratuita, nuestra excomunión; ante los convidados a un bodorrio que se pierden la salida de los cónyuges y el consabido arroz a manta por ver tan singular cofradía….. Y es que la bici se ve cada día más en nuestras calles, pero para muchos, sólo si vamos desnudos somos pormenorizables. Quiero creer que es por las bellas bicicletas que montamos, a pesar del sudorcillo anal al contacto del sillín, y no por esas magníficas cicloactivistas que muestran sin tapujos la fragilidad, y hermosura, de nuestras carrocerías. Fotos: Natalia

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optionally add an image (JPEG only)