Semana Europea de la Movilidad: Masa Crítica Día Sin Coches


La sensación de circular por calles vacías de coches y llenas, muy llenas, de gente. De andar en bici con gente que piensa cómo tú, que siente la bici cómo tú, es indescriptible. Por fin pudimos bicicletear sin temor a ser insultados, sin que nos avasallaran ni nos llamaran de todo por no respetar un supuesto “derecho a circular por donde me sale con mi coche”, por fin pudimos decir que “las calles son nuestras”. El día sin coches hizo la masa divertida, francamente divertida. Reconozco que estaba especialmente animado, pero la llegada a la plaza Mayor, con tanta actividad, con tanta vida, supuso un auténtico subidón. Si es que parecía que era otra vez fiesta. Pero es que toda la ciudad estaba así; como bien dijo el Ayuntamiento en su twitter, no estamos rodando una película de Amenábar, estamos practicando el día sin coche. Daba gusto ver la cantidad de actividades que había por toda la ciudad, la alta participación de público y gente y lo contentos que todos estaban por poder disfrutar, un día al menos, de Valladolid. Y es que eso es lo que hemos ganado ese día. Una ciudad para los ciudadanos. Una ciudad en la que dejamos de movernos y en la que permanecemos, unas calles que se convierten en lugares de encuentro y de convivencia, donde pasamos de estar a ser. huy, me estoy poniendo filosófico, esto lo dejo para otro artículo, de análisis en profundidad de lo que somos y de lo que “estamos”. Os dejo las fotos. Perdonad la calidad, pero es lo que hay, nos vemos en las calles

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optionally add an image (JPEG only)